Hierofantes

Somos un movimiento cultural de las artes del verso; uno que nace de la necesidad de ser con el otro: de la poesía siendo con el rap

Lo más popular

El cachorro de a Mexamafia, mejor conocido como Gera MXM, sigue consolidando su respetado

Desde muy temprana edad manifestó evidentes inquietudes literarias, tanto en la narrativa

Edson Lechuga [Puebla, 1970] no es él. Por eso la única forma de encontrarlo es buscar l

Suscríbete al newsletter

Sharif, la esperanza lírica*

La vida imaginada a través de sus ojos es siempre tan puntiaguda que a menudo este zaragozano nos recuerda que no somos de hierro, que hay que tener en cuenta al corazón para sobrellevar nuestras vidas. Tras ponernos Sobre los márgenes y contra las cuerdas, Sharif nos hace un hueco Bajo el rayo que no cesa para deleitarnos con la maestría del que habla porque sabe lo que dice.  Deléitense.

Texto por Pablo Izcue · Fotografías por LaEternaSonrisa

“SUEÑOS ESCRITOS”

Hip Hop Life: Echando la vista atrás recuerdo escuchar ese “A ras de sueño” por primera vez cuando no estaba pasando por la mejor de mis etapas. Aquella sensación de cercanía me pareció cautivadora. Hoy, 5 años después nos traes una nueva referencia. Ha cambiado la profesionalidad, pero no el cuidado de los detalles. ¿Qué ha cambiado del Sharif de 2010 al de nuestros días?

Sharif: La verdad es que no se si yo soy la persona mas indicada para dar una respuesta objetiva. Todo lo que puedo decir es que en lo lirico, esto es, en la escritura, creo que no he cambiado mucho, de hecho creo que no he cambiado nada. Si que es cierto que la madurez es un grado, en la vida y en la música, y eso si que se traduce en el nuevo disco. Con esto quiero decir que las letras de este disco podrían haber estado perfectamente en A ras de sueño (en sobre los márgenes no tanto, pues es cierto que ese disco cuando nació estaba demasiado influenciado por el ascendente del desamor), pero en lo musical y en la producción, si que noto que hemos tenido mucho mas control y hemos hecho lo que hemos querido hacer desde un principio. Se que esto puede parecer raro a quien nos lea, pero los que hacen música saben que uno no siempre hace lo que quiere sino lo que puede, así que en este disco estoy muy orgulloso porque ha existido un dulce equilibrio entre el querer y el poder. 

HHL:  Las cifras no engañan y hoy tienes mucha más repercusión que en tus comienzos. Has visitado la práctica totalidad de la geografía de nuestro país e incluso has hecho tus “pinitos” en Latinoamérica. Poniendo los pies en la tierra deberías de sentirte orgulloso de todo lo que te ha dado la música. ¿Te sientes satisfecho o todavía tienes apuntados en tu libreta sueños por cumplir?

S: Siento que he recibido mucho mas de lo que merezco, así que estoy orgulloso y agradecido, tanto que las palabras se quedan cortas. Pero es cierto que la música y el escenario son drogas, y como tales, no es fácil renunciar a ellas. Siempre se quiere mas y siempre se tienen sueños, metas o anhelos por conseguir. Yo siempre he dicho que para mi en el rap hay dos momentos mágicos, uno es cuando escribo un verso que me eriza la piel en la intimidad de mi casa, y el otro es cuando consigo que ese verso erice la piel a mi publico en la intimidad de un concierto. Mientras siga sintiendo eso, siempre voy a querer mas. Además, aun no me he hecho un tema con Sabina, así que aun me queda camino por recorrer (risas). 

HHL: Nos conocemos hace ya bastante tiempo y personalmente creo que tienes una manera única de ver la vida. Pareces no seguir patrones y ser consecuente con tu conciencia. La literatura tiene un gran peso en tu día a día y este hecho puede que se vea reflejado a menudo en tus letras. ¿Qué crees que te diferencia con el groso de artistas de nuestro país? ¿Cómo ves el panorama actual? 

S: Por ir por partes empezare con lo de la literatura y te responderé usando unas palabras de Borges que decían mas o menos algo así “en mi vida, me parece mucho mas importante lo que he leído que lo que he escrito”. Pues algo similar me ocurre a mi, y no solo a mi. Hablando hace poco con Rafa (Lechowski), comentábamos que los buenos escritores (que en cierta medida es a lo que aspiramos casi todos los raperos, y cuando digo escritor no me refiero de novelas, sino de lo que sea, canciones, poemas, libros…) escriben con un folio en blanco en una mano y un libro abierto en la otra. YO soy lo que escribo, pero también, mas incluso, soy lo que leo. La lectura es uno de las mejores y mas baratas maestras que se pueden encontrar en esta vida. No se si es eso lo que me diferencia del resto de raperos, quizá tenga mas que ver mis circunstancias vitales, familiares o la sangre medio árabe que me corre por las venas, no lo se. Lo único que se es que quien quiera pulir su técnica en la escritura, debe tomar clases leyendo.

Respecto a lo del panorama, creo que vivimos buenos tiempos para el rap. Esta habiendo un cambio de ciclo, o al menos están entrando grupos nuevos en el panorama, anónimos o poco conocidos hasta hace un tiempo, que trabajan de forma muy seria, tanto en la gente que mueven como en la calidad de lo que hacen.

“SINCERIDAD PLENA” 

HHL: “Escribo pa’ aprenderme a conocer” dices en ese “Cantar y coser” que compartes con el gigante Lechowski. Es ineludible afirmar que te conoces, lo demuestras en cada canción. Sin embargo, podría llegar el momento en que te “conocieras del todo”. ¿Crees en los límites de la escritura? ¿Qué te da la escritura que no te da cualquier otra cosa en la vida?

S: Hace poco leí a un escritor que decía que el día que se llegue a conocer, dejara de escribir. No es ese mi caso, ya que no creo que nos lleguemos a conocer nunca del todo, pues la vida es cambio y movimiento. Además, conviene aprender a escaparse de uno mismo, de lo que ya se sabe, de las certezas, para no estar nunca demasiado cómodo. La escritura, como consecuencia del pensamiento, carece de limites, pues cuales son los limites del pensamiento? Esa es mi apreciación respecto a la escritura (vale que soy un loco de la palabra y eso me puedo condicionar). Centrándonos en lo que me aporta, diré que escribir es una rosa con espinas, que a veces da placer y a veces te quita la vida.

HHL: El elefante volador de la portada de “Sobre los márgenes” me ha dicho que has encontrado el amor. En el mundo del motor se dice que el piloto que se enamora pierde medio segundo por vuelta. Se ve que esto no se extrapola a la música, porque sigues estando a la altura de lo que se esperan tus seguidores. Cuéntame, ¿cómo ha cambiado el amor la vida de Sharif? ¿Podrías definir en pocas palabras lo que es amar?

S: Del amor, y en consecuencia de amar, solo se puede decir una cosa, y es que el que lo probo, lo sabe, como diaria Lope. Lo sabe en toda su infinita amplitud,  en toda su compleja contradicción, donde el corazón es dictador y esclavo. Respecto a mi pareja, diré, para que lo sepa toda el que nos lea, que de ella nació el nombre de este disco, en una noche de verano mientras fumábamos y charlábamos en la galería de casa (por supuesto, sabiendo ambos, que “el rayo que no cesa” era un poemario de Miguel Hernández).

Pensando en lo que dices de como me ha cambiado el amor, llego a la conclusión de que el verbo cambiar no me gusta mucho en este contexto, prefiero elegir mejorar, esto es, el amor no nos cambia, pero si nos mejora. Coge lo mejor de nosotros y lo potencia, y toma lo peor y lo pule, le quita aristas, lo hace menos áspero. Eso es para mi el amor, una perpetua ansia de querer ser mejor, de sentirse mejor de lo que uno realmente es, junto a la otra persona. 

HHL: Técnicamente y en el alma de este disco volvemos a encontrarnos a Lex Luthorz. Producciones que acompañan a la perfección a las letras otro disco más. Me reafirmo en que nada mejor que conocerse plenamente para conseguir mejores resultados. ¿Cuánta parte es obra suya en este disco? ¿Qué te aporta Lex hablando en términos musicales y si lo precisas, personales?

S: Sinceramente, sin Lex no habría podido hacer nunca este disco. En lo instrumental no hace falta decirlo, el numero de canciones que me produce roza la obscenidad, pero es que para mi es uno de los mejores productores de España; además nos entendemos a la perfección y encima lo tengo al lado de mi casa, que mas puedo decir?

La manera que tenemos de hacer canciones Lex y yo es muy sencilla, porque es muy honesta.

Él conoce mis virtudes y mis carencias, entiende mi manera de escribir, y tiene una infinita paciencia. En este disco lo que solíamos hacer era que yo le llevaba unas cuantas ideas, 16 versos de un tema, 24 de otro, cosas que me había escrito en casa, sobre ritmos que me gustasen, ya fuera americanos o de productores nacionales. Le grababa las frases sobre ese ritmo de prueba, y a partí de ahí él me montaba uno completamente nuevo, con los pocas premisas que yo le hubiera podido dar, y las muchas ideas que él podía tener. Así, con mucho tiempo y mucho mimo (ambas cosas que no tuvimos en Sobre los Márgenes), hemos conseguido hacer 12 canciones que me tienen orgulloso como un padre primerizo.

 

HHL: Debías una canción a Joaquín Sabina y ya has ajustado cuentas con ese track número 10. Como amante y reconocedor de la grandeza del gran flaco de Úbeda, siempre me ha producido curiosidad el saber qué hubiera ocurrido si hubiera nacido unas cuantas generaciones después. Desconozco si has tenido la suerte de compartir algunas palabras con él, pero ¿Qué tipo de conversación te gustaría tener con Sabina? ¿Qué te gustaría decirle?

S: Anuncio desde aquí que no he tenido el honor de conocer a tan ilustre canalla, pero si algún día lo conociera, seguramente lo primero que le diría es: gracias maestro! Lo segundo que haría seria llamar al Morgan para presentárselo a él. Después de esto, hechas las presentaciones, supongo que hablaríamos de libros, de música y de mujeres, los tres temas que estremecen y mecen las almas de los escritores. 

HHL: Tanto en estudio como en los directos, una máxima que se cumple es que haces sentir. Se dice sencillo, pero se hace difícil. Lo que provocas en la gente imagino que a menudo, y con reciprocidad, también hará que tú como artistas tengas sensaciones que no se sienten todos los días. ¿Qué te aporta tu público a nivel emocional?

S: La relación que mantengo con el publico es una relación mágica y extraña, difícil de definir, pero quizá una expresión que se le acerque es la de que para mi son como un amigo al que conozco y que me conoce, pero sin habernos visto antes. Tengo unos versos en el nuevo disco que dicen algo así:

 “a veces llego al corazón como un disparo,

y otras veces colecciono versos rotos;

luego viene gente y me dice que soy su faro

y es raro, saber que mi dolor cura el dolor de otros.” 

No se, el publico es parte esencial de este ritual que es la música, cómplice y testigo, desconocido amigo que persigue lo que persigo.

H: Hemos hablado de pasado, de sueños, de música , de amor y hasta de Sabina. A lo tonto hemos apurado esta entrevista sin preguntarte todavía cuál es la sensación que tu nuevo disco ya ha nacido y está en los oídos de toda la gente. ¿Cómo te sientes tras este “Rayo que no cesa”? ¿Estás satisfecho?

S: Pues si Pablo, puedo decir con todas las letras que es el disco del que mas orgulloso me siento hasta la fecha. Por diversos motivos, pero sobre todo por la manera en la que se ha gestado: el exceso de celo con el que he escrito las letras; la calidad musical del disco donde creo que mi compadre Lex ha alcanzado cotas antes desconocidas para nosotros, remusicalizando casi todos los ritmos del disco con instrumentos reales; las colaboraciones, con mención especial al homenaje final, tanto al rap clásico como a mis raperos fetiches del panorama nacional actual; la portada de mi hombre Danjer; Acción Sanchez y Bombony haciéndome 2 pedazo de beats para vestir a mis palabras desnudas; las finísimas colabos, brillantes como gotas de roció (mención especial a Rafael Lechowski, con el que tenia muchas ganas de colaborar desde hacia años); no se, como decía mas arriba, es un todo del que me siento orgulloso como un padre primerizo. Ahora solo falta que estas canciones que son como mis hijas, se independicen, y vivan en otras bocas, en otros ojos, en otras pieles, y que ustedes, es decir, los que me escuchan, disfruten de su compañía como disfrutan de la compañía de un amigo con el que te sientes cómodo hasta compartiendo un silencio. Me despido ya, dando de nuevo las gracias a Hip Hop Life por el tiempo que me prestan y el cariño con el que me tratan. Abrazos y albricias.

*Publicado en hiphoplifemag.es [febrero 11, 2016]

Fotos:

mainstreamycontracultura.com

nomepierdoniuna.net

cdnb.20m.es

diariocritico.com

24 enero, 2017
Oliverio Girondo más allá de ‘El lado oscuro del corazón’
Oliverio Girondo protagonizó una de las películas más icónicas del cine latinoamericano sin siquiera...
25 enero, 2017
La literatura me dice verdades que desconozco: Canserbero
Dos años han pasado desde la muerte de Canserbero, uno de los primeros emcees...

Deja un comentario

Tu correo no será publicado ni visible.