Hierofantes

Somos un movimiento cultural de las artes del verso; uno que nace de la necesidad de ser con el otro: de la poesía siendo con el rap

Lo más popular

El cachorro de a Mexamafia, mejor conocido como Gera MXM, sigue consolidando su respetado

Desde muy temprana edad manifestó evidentes inquietudes literarias, tanto en la narrativa

Edson Lechuga [Puebla, 1970] no es él. Por eso la única forma de encontrarlo es buscar l

Suscríbete al newsletter
Lil Supa

Retrospectiva a la vida de Lil Supa*

Por Sara Kapkin

Lil Supa llegó al rap en cuatro ruedas. Solo después de vestir ropa ancha, de rayar paredes y de cansarse de ver videos de skate, se dio cuenta que era rapero. Desde ahí empezó a forjar su rima. Una que narra el acontecer de la escena venezolana, que recurre a la nostalgia de los viejos tiempos y nos recuerda desde los Chicago Bulls hasta gigantes de la música como Ismael Rivera. Eso sí, independiente de lo que escupa en sus rimas, Supa se mantiene provocador. Lo suyo tiene implícita  esa piquiña característica del rap, que empodera a los creyentes y reta a los contradictores. Rapeando con la misma fluidez en español o en ingles, mantiene el listón alto respaldado por beats que golpean el pecho y obligan a mover el cuello mientras sus palabras, profundas, se van colando sigilosamente en los oídos al tiempo que subraya lo que dice con un tono trascendental

Nacido en Caracas pero orgulloso residente de Maracay, cuna de grandes raperos venezolanos como el desaparecido Canserbero y Akapellah, ya cuenta más de 10 años en estas. Nunca solo, siempre acompañado ya fuera de figuras como Canserbero, del parche de Supremacy, o de Dj Mad Pee, entre otras joyas. Y ahora, como otro punto clímax en su carrera, está preparando su obra maestra. Una obra visual donde confluyen todas sus pasiones: el cine, el color, el diseño y el hip hop. De a poquitos, como un cura repartiendo ostias en la iglesia, viene publicando en internet lo que a la vez es su primer disco oficial como solista: SERIO.

Así es él: un tipo serio, metódico y perfeccionista. Un artista que hace el rap que le gusta. Uno que se construye entre lo callejero y lo bohemio. Que se acompaña de elementos del jazz, como en el saxofón y el teclado, y que agarra las percusiones latinas para acompañar rimas que sobreviven al tiempo y a la distancia. Una narrador de esta generación, protagonista de la creciente escena rap del sur de América, que con lo suyo le ha dado la vuelta al globo, de Maracay a Tokyo. Y es que Little Su siempre será lo que nunca podrás ser tú.

Hablamos con él.

***

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/65580142″ params=”auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true” width=”100%” height=”450″ iframe=”true” /]

¿Cómo llegaste al rap?

Pasé unos años oyendo a Fatboy Slim y Deftones, pero fue luego de escuchar a Rage Against The Machine que nació mi gusto por esa forma de recitar de Zach De La Rocha, sin saber que era prácticamente rap lo que hacía. Repetía una y otra vez los vídeos de “Skate de Shorty’s” o “Transworld” muy atento tanto a la música como a los grafitis. Y en esos días un primo me regaló un cassette que tenía temas de The Noise, La Corte, entre otros. Luego tuve mi primer CD de Hip-Hop a los 13 o 14 años, que fue Totally Krossed Out de Kriss Kross. El resto es historia.

Con el tiempo y la investigación me di cuenta de cosas singulares como que, para la época, Fatboy Slim había hecho un tema con Wildchild. O que Zach De La Rocha había colaborado con KRS ONE. Ahí supe que mi criterio musical iba por buen camino, porque aquello no estaba tan alejado del sonido que con los años fui desarrollando.

¿Cuándo decidiste ponerte a rapear?

Comencé en el graffiti y el breaking, incluso antes de saber que eran parte de los cuatro elementos. La vestimenta era ancha en esa época y todos los que patinábamos imitábamos el estilo de nuestros skaters favoritos. Saber que todo eso era “hip-hop” me tomó un par de años. Me gustaba hacer beatbox en las ruedas de freestyle y tal vez por ello nunca fui muy ágil para improvisar. En 2001 ya conocí a Danni (Dann Niggaz de Supremacy) y a Afromack. Creo que por esas fechas se despertó la inquietud por rapear.

¿Y qué es lo primero que haces?

Desde niño escribo: memorias, reflexiones e incluso tenía algunos poemas en algún cuaderno. También sé que desde que tengo uso de razón reconozco los ritmos, tal vez por ello mi inclinación por el baile. En los primeros días de “Supremacy Hip-Hop Project” iba a los shows y eventos de rap a bailar. Me sabía todas las letras de Dann, único MC del proyecto. Él se dio cuenta de que tenía facilidad para hacerle la doble voz y me bautizó como Lil Supa. Al tiempo me motivó a escribir algunas estrofas para terminar los temas que ya él tenía adelantados. Nos reuníamos en casa para afinar y, antes de darme cuenta, ya estábamos grabando una maqueta que llevó por nombreSimplemente Underground, que contó con 19 temas todos a dúo.

"Supremacy". Foto por Eri Milosavlevic.
"Supremacy". Foto por Eri Milosavlevic.

Vos has grabado mucho, tenés mucho material, pero me una vez me dijiste que nunca habías sacado un disco tuyo como tal ¿Cómo es eso?

“De mi pa’ ti” fue uno de los de los cortes finales del “Simplemente Underground” (2003-2004) y es mi primer tema oficial en solitario. Luego de un par de años, presentando el disco en algunas ciudades del país, Dann debe alejarse de los escenarios por algunos compromisos que debía cumplir. Esto trae como consecuencia que yo deba escribir más temas para cumplir con algunas presentaciones pendientes. En ese entonces es cuando agrupo BAS.Y.CO, conformado inicialmente por RAYONE, Kpú, Garee, Checkto, Wake5 & Gbec, con quienes sacamos un recopilatorio llamado “Base y Contenido” (2005-2006) que incluía colaboraciones con Dann y Canserbero. Luego, a finales de 2006 comienzo a armar un álbum junto a Gbec, que llevaba por nombre FNDMNTL. Habíamos grabado 17 cortes, que incluía colaboraciones con internacionales pero, a finales de 2007, nos robaron los archivos y subieron casi todo el proyecto a la web aún sin la mezcla. Ese fue el primer intento de mi álbum solista.

¿Nunca supiste quien te robó la maqueta?

Jajajajajajajajaja prefiero no saberlo.

¿Y después?

Desde entonces he grabado un par de discos a dúo: INDIGOS, con Canserbero en el 2008, y Da` HipHopAddictz con Supremacy en el 2011. He publicado dos mixtapes junto al Dj Mad Pee bajo el nombre MADZILLA: Uanteik (2009) y Uanteik vol.2: como en los 90`s (2011). Y, en 2012, publiqué un EP llamada CLARO, y un compilado que está en la web que se titula Creole. Después pasé un par de años estudiando el sonido que quiero, reuniendo el equipo de beatmakers, y comencé a grabar a finales de 2014 la obra visual SERIO, mi primer álbum formal como solista.

¿Cómo definís ese sonido que buscabas? ¿Quiénes hacen parte de ese equipo de beatmakers que te ayudaron a conseguirlo?

No me gusta esteriotipar lo que hago o encasillar mi trabajo. Es algo que aprendí con los años porque siento que las calificaciones, a veces, limitan el arte. Además, creo que la mayor virtud de la música es la longevidad, por ende creamos piezas, tal vez “atemporales”, que en algún momento serán comprendidas. Todo gira, las tiempos cambian y las modas pasan. Aún así, una palabra para definir el sonido de este disco podría ser “cinematrográfico”. Para conseguirlo, los indicados han sido mis hermanos “El Dojo”: Drama Theme, Ríal Guawankó y Oldtape.

YO! YO! DOJO
YO! YO! DOJO

Hablemos un poco de eso, ¿qué es El Dojo?

YO! YO! DOJO es una idea de mi hermano Jorge “Willie DeVille” Romero. La idea inicial fue crear la primera netlabel de rap en Venezuela para impulsar talento emergente (underrated). Con el tiempo creció tanto en número como en ideales. Somos una familia como cualquiera, pero no somos cualquier familia: compartimos visiones, valores y conocimiento en pro de nuestro crecimiento intelectual y profesional. Así de simple.

En un gremio como el rap, donde cualquiera dice ser rapero, vos te has empeñado por darle mucho valor a tu trabajo desde tus estudios…

Mis estudios de diseño me formaron como comunicador visual aunque con el tiempo aprendí más a dirigir que a diseñar. Me dieron criterio, buen gusto y herramientas para desarrollar mis inquietudes artísticas. Creo en el poder de la palabra y el valor de la imagen. Soy cinéfilo, obsesivo-compulsivo, amante de la fotografía y el color, y la melomanía está implícita. El rap es algo que hago, pero no es todo lo que hago. Es solo un canal de transmisión. Lo utilizó para materializar mis ideas y mostrar literalmente lo que pienso.

Tu carrera artística ha sido bastante silenciosa, pero te has abierto mucho camino ¿A dónde te ha llevado?

Nunca he sido muy mediático. No soy muy dado con el social media, pero no puedo negar que el boom de las redes ha sido muy provechoso para los músicos independientes en todo el mundo. Por ejemplo, gracias al MySpace tuve la oportunidad de salir por primera vez de Venezuela, hace unos 7 años. Desde entonces he tenido la oportunidad de salir año tras año, cada vez más lejos, me siento afortunado y estoy muy agradecido con todos los fieles a mi trabajo. Puedo destacar plazas inolvidables como París, Tokio, San Juan de Puerto Rico, New York o Santiago de Chile …y las que faltan. Debo confesar que guardo un cariño especial por Buenos Aires porque fue la primera tarima internacional que tuve.

¿Cuál fue el tema que te dio el impulso para girar tanto?

Podría decir que “Mista Uanteik” es de esos temas que no puedo dejar de soltar en cada presentación dentro y fuera del país. Indudablemente me dio a conocer en varias partes de mundo.

Vení, hagamos un paréntesis, como fue eso de cantar en Tokyo… ¿Qué tal el publico?

A ver, respeto a quienes “prefieren” presentarse ante audiencias que coreen sus temas y aplaudan hasta las groserías que hagan en el escenario. A todos nos agranda el ego esa sensación, pero en lo personal creo que representa un mayor reto actuar fuera de tu zona de confort, ante audiencias desconocidas. Generar reacciones desde cero a un público que no sabe que existías, no habla tu idioma y que solo comparten una batería y tu lenguaje corporal. Son experiencias que te (nutren) mantienen los pies sobre la tierra. Tuve una visión y se volvió tangible. Todo en Asia fue nuevo, único, increíble. Y voy por otro continente, lo verán.

¿Y que te llevó hasta allá?

La LUZ.

Ahora habláme un poco de lo que vos definís como el Rap Conciencia…

Es una de esas etiquetas que ahora evito. Hace algunos años lo describía como el estado mental en que escribía algunos de mis temas para “poner a pensar” al oyente, o algo así. Pero, como todo en estos días, lo que solía ser de culto se convirtió en una tendencia y eso no fue muy positivo para el género.

Lil Supa en Hachioji, Japón. Foto por Nelson G. Navarrete.

¿Qué te lleva a vos a escribir?

Creo que he pasado por varios períodos de escritura. Hubo un tiempo en el que solía escribir como ejercicio, lo que fuera, el menos una frase, una rima. Lo hacía casi a diario. Luego fue la etapa de los temas reflexivos que toman más tiempo y análisis. Hay días que trato de aprovechar el momento y el lugar, y a veces salen cosas buenas. Hoy en día le escribo a las imagenes y a la sensación que me producen estas imágenes cuando se juntan con determinado sonido (instrumental). Es decir, le escribo al conjunto audiovisual, para formar parte (narrativa) de la obra final.

¿Y cómo estás viendo la escena rapera a nivel continental?

La escena de este lado del mapa está en desarrollo, en crecimiento constante y con buen pie. Aún pienso que falta mucho para que sea considerada una industria y que represente una forma de vida sostenible para quienes vivimos para esto. Sin embargo, gente de todo el mundo se está interesando por lo que hacemos, eso quiere decir que estamos haciendo cosas interesantes.

¿A dónde querés llegar vos con lo que hacés?

Cuál es la meta, el sueño… Llegará el momento que tocará dejar de hablar y seguir haciendo: haciendo audiovisuales, produciendo música, proponiendo, comunicando… como te dije antes, el rap es una parte de mi vida mas no es toda mi vida.

Y por último habláme un poquito de SERIO, ¿cuándo sale? ¿qué falta? ¿por qué ese nombre?

¿Alguna vez has visto La Sagrada Familia, de Gaudí? Iniciada en 1882 y todavía está en construcción…

¿Así va SERIO?

¿Respondí tu pregunta?

Jajajajaja no jodás

Jajajajajaja, voy develando partes. Cuando creo que ya está terminada la obra, pienso que le falta algo más y sigo…

¿Y por qué SERIO?

SER:IO.

***
Sigue las rimas de Lil Supa por aquí.

*Publicado en noisey.vice.com [abril 19, 2016]

Foto: 

i.ytimg.com

30 noviembre, 2016
Frino en el concierto de un coyote
La poesía que no es canto, o que no sueña con serlo, amenaza con...
30 noviembre, 2016
Rxnde Akozta y que el under nos bendiga
Un suave solo de trompeta sobre una melodía de piano hace un beat rapeable...

Deja un comentario

Tu correo no será publicado ni visible.