Hierofantes

Somos un movimiento cultural de las artes del verso; uno que nace de la necesidad de ser con el otro: de la poesía siendo con el rap

Lo más popular

El cachorro de a Mexamafia, mejor conocido como Gera MXM, sigue consolidando su respetado

Desde muy temprana edad manifestó evidentes inquietudes literarias, tanto en la narrativa

Edson Lechuga [Puebla, 1970] no es él. Por eso la única forma de encontrarlo es buscar l

Suscríbete al newsletter
Octavio Paz

Haz que se traguen todas sus palabras

“Las palabras”*

Dales la vuelta,

cógelas del rabo (chillen, putas),

azótalas,

dales azúcar en la boca a las rejegas,

ínflalas, globos, pínchalas,

sórbeles sangre y tuétanos,

sécalas,

cápalas,

písalas, gallo galante,

tuérceles el gaznate, cocinero,

desplúmalas,

destrípalas, toro,

buey, arrástralas,

hazlas, poeta,

haz que se traguen todas sus palabras.

.

*Publicado en Obra Poética, Fondo de Cultura Económica, México, 2014.

Octavio Paz estuvo a punto de ser secuestrado en los años setenta. Un secuestro simbólico, desde luego. Un secuestro antisistema. Roberto Bolaño narra la anécdota en Los detectives salvajes, donde “Los Infrarrealistas” planean secuestrar al que consideran la figura más representativa “del sistema”.

Con ese prejuicio se llega a la poesía de Paz. Al Paz embajador, funcionario público. Detrás está el único mexicano al que le han sido otorgados el Premio Nobel de Literatura, el Cervantes, el Ollin Yoliztli y el T. S. Eliot, un referente en la poesía global. Egresado de las facultades de Derecho y Filosofía y Letras de la UNAM, Paz generó registros poéticos, simbologías, lenguajes, ritmos, asociaciones e imaginaciones irrepetibles, de las que siguen bebiendo generaciones de jóvenes poetas.

Octavio Paz Shuffle

Cierra los ojos y a oscuras piérdete
bajo el follaje rojo de tus párpados.
Húndete en esas espirales
del sonido que zumba y cae
y suena allí, remoto,
hacia el sitio del tímpano,
como una catarata ensordecida.

Hunde tu ser a oscuras,
anégate la piel,
y más, en tus entrañas;
que te deslumbre y ciegue
el hueso, lívida centella,
y entre simas y golfos de tiniebla
abra su azul penacho al fuego fatuo.

En esa sombra líquida del sueño
moja tu desnudez;
abandona tu forma, espuma
que no sabe quien dejó en la orilla;
piérdete en ti, infinita,
en tu infinito ser,
ser que se pierde en otro mar:
olvídate y olvídame.

En ese olvido sin edad ni fondo,
labios, besos, amor, todo renace:
las estrellas son hijas de la noche.

Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.

Nace de mí, de mi sombra,
amanece por mi piel,
alba de luz somnolienta.

Paloma brava tu nombre,
tímida sobre mi hombro.

Tus ojos son la patria
del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento,
mar sin olas, pájaros presos,
doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
otoño en un claro del bosque
en donde la luz canta en el hombro
de un árbol y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana
encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo,
puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea, páramo.

Mis pasos en esta calle
resuenan
en otra calle
donde
oigo mis pasos
pasar en esta calle
donde

Sólo es real la niebla

Sobre Octavio Paz se ha dicho que...

No vacilaba en discutir con escritores muy jóvenes para defender la idea de la democracia en Latinoamérica en una época en la que la democracia estaba muy devaluada

Mario Vargas Llosa

No creo que la influencia de Octavio Paz sea ‘decisiva’; considero que su aplastante presencia se debe principalmente a un efecto de la manipulación a través del poder y la publicidad

José Vicente Anaya

Si los dioses escribieran en español probablemente imitarían a Octavio Paz

José María Martínez

La muerte de Octavio Paz equivale a la caída de una civilización

Juan Villoro

Fotos:

elfanzine.tv

eluniversal.com.mx

29 noviembre, 2016
García Lorca, o la locura llena de palabras
¿Dónde descansan los restos de Federico García Lorca? La versión oficial dice que fue...
30 noviembre, 2016
La pelea de fuego de Roque Dalton
¿Agente cubano o agente de la CIA? Pretextos utilizados por sus propios compañeros del...

Deja un comentario

Tu correo no será publicado ni visible.