Blog

Melódica y resistente: Ximbo, la singular esencia del rap femenino nacional

Por Gallito Cervantes

Melódica y resistente, la singular esencia del rap femenino en la Ciudad de México disfruta de su auge gracias a la persistencia de mujeres críticas en la escena. Ximbo es fundadora, junto con Van-T, de Magisterio, una emblemática agrupación de rap underground mexicano que vio la luz allá por el 2001. Desde entonces no ha desaparecido del mapa Hip-Hop y ha formado parte de la transformación del rap nacional.

La carrera profesional de Ximbo opera como una metáfora de la adaptación, que, como una característica biológica, es una forma de vida y de la evolución. Desde sus inicios, y con estos la génesis del rap en México, Ximbo echó raíces sobre una escena Hip-Hop poblada de hombres, demostrando que las mujeres pueden ser agentes de cambio y transformación, ¡EVOLUCIÓN! para el movimiento, dotándolo de elementos nuevos y que permiten romper esquemas al usar la palabra como herramienta autocrítica. El rap, dice Ximbo, “siempre es protesta”.

Ximbo aparece en un contexto social convulso, un escenario de “transición política” que devino en guerra contra el narco, de huelgas universitarias y con el resabio donde las mujeres habían sido objeto de violencia extrema con los horrorosos crímenes en Ciudad Juárez. Su trayectoria la llevó a experimentar de primera mano la evolución de una escena específica del rap que domina a nivel mundial. Bien entrado el 2005 la reconocida marca de bebidas energéticas encontró en las audiencias jóvenes un caldo de cultivo para las “batallas de freestyle”. Ximbo participó en la primera, que se llevó a cabo en Puerto Rico, sin saber en el rentable negocio en el que se convertiría, mismo que mantiene una actitud violenta entre los participantes, preservando el estigma negativo sobre el Hip-Hop y sobre todo conservando el “que no se entienda que también podamos crear juntos”, indicó en entrevista, en referencia a al escena Hip-Hop nacional; pensamientos recurrentes que se pueden apreciar en su obra artística.

Ximbo se ha mantenido en la escena underground de una manera no necesariamente violenta y de confrontación, como lo exige la escena, sino centrada y con mensajes de conciencia. Lo interesante es señalar la “sensibilidad política” que se nos demuestra el Hip-Hop, y en específico el rap conciencia, al centrar el foco en una crítica cultural a la misoginia y las líricas degeneradas y violentas que han acompañado una parte de la producción de rap a nivel mundial. Mientras algunos han reducido el Hip-Hop a formas antisociales y de consumo, otras, como Ximbo y Van-t, han tomado posiciones fuertes de resistencia al marketing y la subyugación de las mujeres, construyendo una voz Hip-Hop unificada. Lo cual nos demuestra que “no es cuestión de mujeres o de hombres, sino de una escena”, como también ella nos indicó, señalando la senda por la cual varias y varios artistas se han desviado, para bien, de las convencionales formas del feminismo.

Ximbo es muestra de una faceta madura y armoniosa del movimiento, consigo misma y hacia la escena, que la reconoce por su trayectoria y trabajo, debido a la evolución que ha tenido y que ella misma es herencia para el panorama contemporáneo. La expresión sociocultural del Hip-Hop y como las mujeres han ayudado a construir apuntala a como esta forma de arte (el rap femenino) debe ser tema central de resistencia a la opresión en sus diversas formas, como la marginalización, explotación y deshumanización a nivel planetario. El rap femenil debe inspirar a la libertad humana de los peligros de la intolerancia, el odio y la violencia, fungiendo como herramienta de transformación de una cultura en constante evolución.

Checa la entrevista completa aquí:

22 mayo, 2018
Muers presenta LIRICO SHAMAN en la Ciudad de México

Deja un comentario

Tu correo no será publicado ni visible.